Fabricación, conservación y rotura de las probetas de hormigón

La toma de muestras se realizará según UNE-EN 12350-1.

La resistencia del hormigón se determinará según UNE-EN 12390-3 y se comprobará mediante ensayos de resistencia a compresión a 28 días sobre probetas fabricadas y curadas según UNE-EN 12390-2.

Se pueden utilizar tanto las probetas cilíndricas tradicionales de 15 x 30 cm como las probetas cúbicas de 15 x 15 cm o, incluso, de 10 x 10 cm para hormigones de alta resistencia (fck ≥ 50 MPa). Las resistencias para comparar serán siempre las de la probeta cilíndrica. Si se opta por utilizar la probeta cúbica, habrá que afectar al resultado por un factor de corrección que será de 0,9, si fck < 60 MPa, 0,95 si 60 ≤ fck < 80 MPa, o 1 si fck ≥ 80 MPa.

En cuanto a la conservación de las probetas en la obra, la EHE- 08 asigna al Constructor la responsabilidad de asegurar que las probetas se encuentran protegidas del viento, del asoleo directo (han de estar tapadas), de los golpes y de encontrarse en todo momento entre 15 ºC y 30 ºC.

El control de la consistencia, que se sigue realizando por el método del asentamiento (cono de Abrams), se hará en todas las amasadas que sean controladas en su resistencia.

Port Relacionados