Control de ejecución y pruebas de funcionamiento de las instalaciones

¿Por qué es importante el control de ejecución y las pruebas de funcionamiento de las instalaciones?

En el área de noticias de LAENSA queremos profundizar en uno de nuestros principales servicios: la importancia que tiene el control de ejecución y las pruebas de funcionamiento de instalaciones.  En próximos artículos profundizaremos en cómo realizamos el control de cada una de ellas, desde una instalación de climatización  hasta la fontanería. Pero, ¿en qué consisten estos servicios?

 

¿En qué consiste el control de ejecución? 

Comencemos por la primera parte de este proceso, el control de ejecución de las instalaciones en la edificación. El objetivo fundamental de esta fase es garantizar el cumplimiento de la normativa vigente y verificar su correspondencia con lo estipulado en proyecto (memoria y planos).

Realizar inspecciones periódicas de control de ejecución permite controlar todo el proceso de cada una de las instalaciones. De esta manera evitamos problemas y defectos en su ejecución y facilitamos la resolución de los fallos antes de que estas instalaciones sean inaccesibles o afecten a otros elementos de la obra.

El control de ejecución debe ir acompañado de determinadas pruebas que verifiquen su correcto funcionamiento antes de su puesta en servicio, como por ejemplo la realización de pruebas de estanqueidad de conductos y de tuberías.

El departamento de instalaciones de LAENSA llevan a cabo estas inspecciones y comprobaciones, generando posteriormente unos detallados informes en los que pueda verse reflejada la evolución de las instalaciones desde su inicio hasta su puesta en servicio.

Tras la ejecución de las instalaciones, comprobamos su funcionamiento

Una vez finalizada la fase de ejecución de las instalaciones, se llevan a cabo las pruebas de servicio finales en cada una de ellas. Comprobamos el correcto funcionamiento de todos y cada uno de los elementos que las componen, generando las posibles situaciones de uso y utilización y anotando los parámetros de funcionamiento de las mismas, determinando si los resultados que se obtienen son adecuados.

Para cada tipo de instalación contamos con un completo protocolo de comprobación y disponemos de los correspondientes equipos y herramientas para ello.

¿Cuándo es necesario aplicar este proceso?

El control de ejecución y las pruebas de funcionamiento se llevan a cabo en instalaciones como la de electricidad y alumbrado, fontanería y saneamiento, detección y extinción de incendios, energía solar, gas, ventilación, ascensores o la instalación de climatización entre otras.

Esperamos que en este artículos hayáis comprendido en qué consiste nuestros servicios de control de ejecución y pruebas de funcionamiento de las instalaciones. Son vitales para garantizar la seguridad y el uso de las instalaciones realizadas. En los próximos artículos explicaremos la importancia de cada una de ellas.